CRISIS DE LOS SEMICONDUCTORES: TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA ESCASEZ DE CHIPS PARA COCHES

¿Cómo afecta a las marcas y al sector del automóvil la crisis de los semiconductores? ¿por qué se ha originado y hasta cuándo durará? Te sacamos de dudas.

Hoy en día, prácticamente todos los aparatos que nos rodean tienen incorporados microchips que los permiten funcionar electrónicamente, almacenando y procesando una o varias informaciones: desde nuestro propio ‘smartphone’ hasta algunas de las llaves que guardamos en los bolsillos, pasando por electrodomésticos, despertadores, videoconsolas, mandos a distancia… Todo ello ha supuesto una hiperdependencia y una demanda altísima de los chips  semiconductores que han acabado colapsando la oferta.

¿CUÁL FUE EL ORIGEN DE LA CRISIS DE LOS CHIPS?

La situación os sonará porque es justo por lo que está pasando en la actualidad la industria del automóvil. La multitud de chips que necesitan los coches modernos para sus infinitas funciones tecnológicas (asistentes, conectividad, testigos, navegación, etc.), así como su limitada y centralizada producción, han terminado originando una gran crisis de microchips que está cebándose de forma especial con los tiempos de espera de los clientes que acaban de comprar un vehículo nuevo. O lo que es lo mismo, hay una falta de ‘stock’.

Origen de la crisis de los chips

¿Por qué? Pues porque esta escasez de chips afecta muy directamente a la producción, ya que, como decimos, son indispensables a la hora de construir un modelo de última generación. De hecho, según una estimación de la Asociación Europea de Proveedores Automovilísticos, durante 2022 se dejarán de fabricar entre cuatro y seis millones de vehículos debido a esta dichosa crisis que nos ha tocado vivir.

¿CÓMO HAN GESTIONADO ESTA CRISIS LAS PLANTAS AUTOMOVILÍSTICAS?

Hasta el momento, la mayoría de fabricantes han tenido sus más y sus menos a causa de la bajísima oferta de chips. En el año 2021, esta carencia general de semiconductores fue responsable de que se redujera la producción en fábricas de todo el mundo.

Sin embargo, a mediados de noviembre Ford anunció un acuerdo con el fabricante de microchips GlobalFoundries para elevar el suministro y aumentar así el número de vehículos que salen de la cadena de montaje, reduciendo de manera considerable los tiempos de espera de sus clientes.

Final de la crisis de los chips semiconductores

Ahora bien, casi todo lo que empieza también acaba, y en este sentido se está trabajando de manera constante y enérgica no solo para que se garantice el abastecimiento de chips semiconductores muy pronto, sino para que el mercado y los fabricantes no vuelvan a verse afectados por falta de unidades.

Sin ir más lejos, la Unión Europea acaba de presentar una ley para que el 20% de los microchips de todo el mundo se elaboren en el Viejo Continente. Acabando con el monopolio asiático y con los intereses de sus empresas se evitará que el escenario vuelva a repetirse.

Varios expertos, como el CEO de la multinacional Intel, coinciden en que la crisis de los semiconductores se alargará hasta 2023, pero al menos quedará la seguridad de que, insistimos, se tomarán medidas para que no vuelva a pasar.

ARTÍCULOS DESTACADOS