Home > Acerca de Ford > Ford Blog > Caravanas pequeñas y grandes
Cama de caravana grande

Julio 18, 2021

Caravanas pequeñas vs. grandes

Si ya has planeado tus vacaciones y las vas a pasar viajando en caravana, seguro que estarás dudando sobre qué merece más la pena, si las caravanas pequeñas o las caravanas grandes. Pues bien, a continuación, te explicamos las ventajas y desventajas de cada una de ella para que puedas decidir objetivamente cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Lo primero que necesitas saber es que las caravanas se distinguen por pequeñas y grandes y por número de ambientes. Los ambientes son las distintas zonas para comer o dormir dentro de una caravana y suelen tener dos o tres ambientes normalmente.

Caravanas pequeñas

Lo primero que has de tener en cuenta es que el número de personas que viajarán en ella. Esto puede resultar determinante en muchos casos, ya que, para viajar en pareja, por ejemplo, una caravana pequeña es más que suficiente. Por el contrario, si tus hijos y amigos se apuntarán a tus viajes, es preferible viajar en una de mayor tamaño.

Ambos tamaños de caravana tienen ventajas e inconvenientes, pues las caravanas pequeñas, por ejemplo, necesitan coches menos potentes para tirar de ellas. Si dispones de un vehículo de prestaciones normales, esto puede ser un factor a tener en cuenta. Además, su coste de compra o de alquiler, evidentemente, siempre será inferior al de una caravana de mayores dimensiones. Por ende, también habrá un menor gasto en consumo de combustible y su uso será más económico. Y si lo que miramos es el bolsillo, lógicamente, una pequeña tendrá menor coste de mantenimiento.

Además, piensa que una pequeña es más fácil de aparcar y de maniobrar.

Las caravanas de menores dimensiones suelen contar con dos ambientes y capacidad para entre dos y cuatro personas. Suelen contar con dos camas, de las que al menos una de ellas se convertirá en mesa. Miden normalmente unos cuatro metros de largo por dos de ancho y pesan menos de 750 kg.

Caravanas grandes

Si todo lo anterior no es para ti, necesitarás una caravana más grande. Eso sí, son más espaciosas, y no hay que estar haciendo y deshaciendo los salones contantemente. Además, en este tipo de caravanas de mayor tamaño tendrás más más sitio para hacer vida y para guardar cosas.

Podrá parecer una tontería, pero otra de las ventajas las caravanas grandes frente a las pequeñas es que las camas son fijas y no de ‘quita y pon’, lo que resulta infinitamente más cómodo en el día a día cuando llegas agotado tras una excursión.

Las caravanas grandes pesan más de 750 kg, lo que implica contar con un seguro propio y también con una matrícula diferente a la del coche. El coche utilizado para remolcarla debe tener como mínimo 140 CV y son más caras que las de dos ambientes.

Suelen tener capacidad para más de cinco pasajeros y tres ambientes distinguidos,, disponen de dos camas, que pueden convertirse en mesas, y de un salón central que puede transformarse en cama también. Por lo general miden más de seis metros de largo por unos dos y medio de ancho y rondan las tres toneladas. Ten en cuenta que, tanto en caravanas como en autocaravanas, si pasamos de los 3.500 kg de peso, necesitarás el permiso de conducir C.

Si todavía tienes dudas, siempre puedes plantearte la opción más cómoda y sencilla: las furgonetas camperizadas de Ford: la Transit Custom Nugget o la Transit Nugget Plus.

Cocina de caravana grande
Top