Home > Turismos > EDGE > Características > Rendimiento y eficiencia

Rendimiento y eficiencia

Gracias a la combinación de un diseño audaz, ingeniería inteligente y una aerodinámica avanzada, el Ford Edge ofrece el equilibrio perfecto entre rendimiento, eficiencia de consumo de combustible y conducción precisa.

Motor diésel avanzado

Un avanzado motor TDCI de 2,0 litros le permite elegir entre dos opciones de potencia: Biturbo de 134 kW (180CV) y 156 kW (210CV). Ambas opciones incorporan la tecnología más avanzada para mejorar la potencia y el par al mismo tiempo que reducen el consumo de combustible y las emisiones. 

  • 134 kW (180CV). 400 Nm de par motor. 5,8 l/100 km. CO2, 149 g/km.
  • 156kW (210CV). 450 Nm de par motor. 5,8 l/100 km. CO2, 149 g/km.

El motor biturbo incluye dos turbo cargadores y ofrece un rendimiento y una eficiencia mejorados.

El turbo principal funciona a velocidades más bajas, para ofrecer un empuje adicional cuando se necesita, por ejemplo al incorporarse en una autovía. Por otro lado, el turbo secundario funciona a velocidades más elevadas, como cuando es necesario adelantar a un vehículo más lento.

Suspensión avanzada para una conducción excelente y un manejo preciso

El Ford Edge tiene una nueva suspensión trasera multibrazo avanzada, combinada con una suspensión frontal MacPherson que ofrece un control excepcional de las ruedas y una conducción sin igual.

Se ha ajustado específicamente para la gran altura y peso del Edge, al igual que sus capacidades de rendimiento, que se añaden al manejo extraordinariamente sensible que ofrece el vehículo.

Ford suspension
Ford Paddle shift buttons

Levas de cambio: disfruta de cambios de marcha deportivos

Los controles del cambio automático mediante levas, que normalmente solo se encuentran en vehículos deportivos de alta gama, están disponibles con las dos transmisiones automáticas de 6 velocidades y PowerShift. Esta tecnología, inspirada en la competición, sitúa el control del cambio automático al alcance de la mano. Y como las levas del cambio están instaladas en el volante, podrás cambiar de marcha incluso tomando una curva

Consume menos combustible con el sistema de arranque y parada automático del motor

Al detenerte en un semáforo o si tu Focus está atrapado en un atasco, esta tecnología apaga automáticamente el motor (aunque sigue suministrando energía a los elementos básicos, como las luces, el aire acondicionado, la radio y el sistema Ford SYNC3. Cuando estés listo para reanudar la marcha, solo tienes que pisar el embrague, o pisar el acelerador en un automático, para que el sistema vuelva a arrancar el motor. El sistema de arranque y parada automático es especialmente eficaz al conducir por ciudad, donde puede reducir el consumo de combustible hasta en un 10 % (ciclo urbano).

Edge parked on the street
Top