¿Cómo podemos ayudarte?

Escribe tu pregunta…
Home > Acerca de Ford > Ford Blog > Cochesautónomos
Soluciones Ford cuando aprieta el frío

diciembre 11, 2021

Los coches autónomos ya generan más curiosidad que miedos

Tras afrontar la inmersión en la era electrificada, el próximo reto de los fabricantes de automóviles es desarrollar cuanto antes y con garantías la tecnología de conducción autónoma. Esa que nos permita viajar sin tocar el volante ni prestar la más mínima atención a la carretera… Y por lo que parece muchos están deseando que llegue.

Hasta no hace mucho, hablar de eléctricos era hablar de un mañana que aparentemente nunca iba a llegar, pero lo cierto es que cada vez son más los que saben ya qué es circular de forma 100% sostenible, sin emitir ni una sola partícula nociva para el planeta. Lo mismo está ocurriendo con los coches autónomos ya que, hasta hace poco, no parecía muy atractiva la idea de confiar tu vida a una serie de tecnologías.

Sin embargo, los últimos avances de la industria han demostrado que son muy capaces de salvar vidas y que, por encima de todo, priorizan la seguridad de los que van a bordo. Por tanto, no nos debería sorprender que cerca del 70% de los padres prefieran que sus hijos viajen en vehículos autónomos antes que con un desconocido. “Lógico”, pensaréis muchos.

El cambio climático sí nos atemoriza

 

Luneta térmica y salpicadero

 

Esta es una de las conclusiones que se obtienen del X Informe de Tendencias con el que Ford examina las preferencias y los comportamientos de sus clientes, del que también se extrae que el futuro de nuestro planeta nos inquieta a una gran mayoría. De hecho, el 81% de los más de 14.000 adultos encuestados en 15 países afirman que el cambio climático les angustia por el devenir de sus hijos.

Asimismo, tres de cada 10 personas lo colocan como una de las principales preocupaciones de la población de cara al futuro, incluso por delante de un nuevo virus como el que nos ha alterado la vida a todos desde principios de 2020.

No todo serán robots… 

 

Luneta térmica y salpicadero

 

Ahora bien, si antes mencionábamos las bondades de la tecnología, no debemos menospreciar las nuestras propias. Y es que los humanos somos irreemplazables en muchísimos aspectos. Por ejemplo, casi el 70% de la población cree que los robots no sustituirán a los profesores y cerca del 60% piensa que el desarrollo de la Inteligencia Artificial no hará que la educación superior sea menos importante.

En el caso de los jóvenes nacidos entre mediados de los 90’ y mediados de los 2000 (generación Z), casi todos afirman seguir entusiasmados con criar a sus futuros hijos. Y un 44% de los encuestados confía en que, gracias a ellos y a todos los que vienen por detrás, sus hijos tendrán un mundo más igualitario.

Top