Home > Acerca de Ford > Ford Blog > El uno a uno de Fordzilla: Abel Torres, la joven promesa
El uno a uno de Fordzilla: Abel Torres, la joven promesa

Mayo 25, 2020

El uno a uno de Fordzilla: Abel Torres, la joven promesa

Verle competir en carreras de simracing con esa habilidad y desparpajo impresionan sobre todo por su edad: nueve años. Pero sus inicios son aún más llamativos, con solo cinco ya sorprendió a todos pilotando en un cockpit de madera construido por su padre.

“Yo sabía que jugaba bien pero no sabía el nivel que tenía”, explicaba Martín Torres, padre de Abel. Las dudas de su habilidad al volante se disiparon gracias a un pequeño evento de simracing en el local donde trabajaba Martín y al que acudió Pablo López, actual piloto de Fordzilla. “Pablo me dijo si podía subir unos videos a redes sociales que había grabado a Abel conduciendo en el simulador. Una semana después de subirlo me habló diciendo que la gente estaba alucinando y meses después me llamó Fordzilla para ofrecerme la posibilidad de que Abel entrara en el equipo”, nos cuenta Martín.

Fordzilla Abel

 

El equipo Fordzilla le está ayudando a mantener una disciplina y a comenzar a introducirse y entender el mundo de la competición, pero como buen niño que es, lo que más le gusta es pasarlo bien en la pista: “Si voy solo se me hace aburrida la carrera, lo que más me gusta es ir con gente peleando”, explicaba Abel entre risas.

Escuela de conducción

A sus nueve años, el benjamín del equipo Fordzilla sorprende a propios y extraños por sus innatas capacidades de conducción. El simracing está siendo una escuela de aprendizaje inmejorable a la que suma ahora los karts. “A él lo que le gustan desde pequeñito son los coches. Cuando le empecé a llevar a circuitos de karts la gente me preguntaba cuanto tiempo llevaba compitiendo por la forma que tenía de trazar las curvas. Yo les dije que era el segundo día que veníamos, que había aprendido a pilotar en los videojuegos”, comentaba el padre de Abel. Un ejemplo más de la alternativa de las carreras virtuales como una nueva cuna de iniciación en el mundo de la competición.

Top