Home > Acerca de Ford > Ford Blog > Abel Torres, del Team Fordzilla, con 10 años, gana a más de 800 pilotos y lucha por el Campeonato de España
La tecnología 5G transformará la fábrica de Ford en Almussafes, Valencia 

Febrero 23, 2021

Abel Torres, del Team Fordzilla, con 10 años, gana a más de 800 pilotos y lucha por el Campeonato de España de Gran Turismo

Este gallego, miembro del Team Fordzilla, es el simracer más joven de Europa y, probablemente, del mundo.

“Esto es historia del simracing. Nunca jamás, en todo el mundo, un niño de 10 años había logrado lo que ha alcanzado Abel ". Quien habla es José Iglesias, capitán del Team Fordzilla, y sus palabras no pueden ocultar la enorme mezcla de admiración, orgullo y asombro que le embarga en estos momentos. Y no es para menos. 

Abel Torres ha vencido a los más de 800 pilotos adultos y experimentados que participaron en la etapa clasificatoria del Campeonato de España de Gran Turismo Sport, organizada por PlayStation® España, y ha ganado una más que merecida plaza en este torneo.

PlayStation® anunciaba que, de las 12 vacantes disponibles para el Campeonato de España de GT, seis estaban reservadas a pilotos profesionales, clasificados ya para el certamen gracias a sus méritos en los FIA Gran Turismo Championships. Otras seis quedaban libres; acceder a una de ellas suponía tener que pasar por las pruebas que se celebrarían del 4 al 8 de febrero. 

A la llamada acudieron más de 800 simracers de todas las edades, con una media situada en la treintena. De todos los deportes, este es el único que permite que niños se enfrenten a adultos, si bien los primeros no suelen pasar de las primeras fases. Pero toda norma tiene su excepción y Abel Torres ha nacido para romper las reglas... y de qué modo. 

El sábado, este niño prodigio, de apenas 10 años, terminó primero en la fase preliminatoria entre los participantes que optaban a hacerse con un puesto en el deseado Campeonato de España de Gran Turismo. El domingo, en la última prueba, a la que solo accedieron 14 pilotos, Abel Torres volvió a demostrar que está hecho de otra pasta y se ganó la ansiada plaza para este torneo. Su compañero de equipo, Fernando Perpiñán, entró también en la última fase, pero se quedó fuera por tan solo 50 milésimas. “Es una salvajada. Me faltan las palabras, no me quedan adjetivos. Es tan extremadamente extraordinario que no sé qué decir”, comenta Iglesias.

Nacido para ganar

Muchos pilotos expertos caen en este tipo de pruebas porque no son capaces de sobrellevar el nerviosismo del momento, pero este no es el caso de Abel. “Él trabaja muy bien bajo presión. Aunque parezca increíble, hizo mejores tiempos en la final, con toda la tensión que ello supone, que en cualquiera de los entrenamientos”, explica Martín Torres, padre de Abel. “Él está como si nada; le gusta ganar y es lo que intenta. Quería correr contra los mejores de España, lo ha intentado y lo ha logrado”, prosigue, lleno de lógico orgullo. 

“Es un niño muy maduro; nosotros intentamos no transmitirle la importancia que tiene el momento, para no pasarle la tensión y que los nervios no le hagan fallar. Pero, sin lugar a dudas, es demasiado maduro para la edad que tiene", comenta Iglesias. 

A pesar de lo extraordinario de Abel, su día a día es de lo más normal, nos explica su padre. “Va al colegio, después a una academia de inglés, hace los deberes, estudia y, cuando termina todo, se pone a entrenar, a jugar… Eso sí: le gusta hacer todo bien. En las carreras y en otras facetas de su vida. Siempre quiere sacar buenas notas; si saca un 7 en vez un 8, se enfada…”.

No es la primera vez que la joven estrella de los esports brilla con luz propia en una competición de adultos. En 2019, Abel ya participó en su primer Campeonato Español de Simulación (CES); solo 12 meses después, se alzó con su primera victoria en este certamen, en la categoría Assetto Corsa Competizione, y corriendo contra pilotos de todas las edades.

Top