Home > Acerca de Ford > Sostenibilidad y medio ambiente > Seguridad de productos
Product Safety

Seguridad de productos

En Ford, somos pioneros en el desarrollo y aplicación de innovaciones que mejoran la seguridad de nuestros vehículos.

Ya en 1927, introdujimos el parabrisas de cristal laminado, para evitar el riesgo de que éste pudiese romperse o rallarse.

En los años cincuenta, el equipo de ingenieros de Ford, diseñó sistemas de frenado más eficaces y empezaron a investigar el sistema que actualmente conocemos como "el airbag". También introdujimos los cinturones de seguridad de los asientos delanteros y la seguridad automática de las puertas traseras para los niños, un equipamiento acolchado y cerrojos que resistían mejor los impactos.

En 1968, Ford se convirtió en el primer fabricante de automóviles en ofrecer un sistema de frenado antibloqueo que abrió el camino al desarrollo de este tipo de sistemas más avanzados.

Siempre pensando en el futuro

Las siguientes décadas han sido testigo de otro tipo de iniciativas pioneras como por ejemplo la actual tecnología de los cinturones de seguridad en los asientos traseros.

Este sofisticado sistema ya está disponible en el nuevo Mondeo (el primer Ford que lo ofrece en Europa). Y el primero en el mundo con asistencia de precolisión con detección de peatones: una tecnología diseñada para detectar personas en la carretera o que podrían cruzar la trayectoria del vehículo.

Rigurosos procesos para garantizar la protección

Datos reales sobre seguridad actual, el comportamiento del conductor, investigación de mercado, requisitos normativos y acuerdos voluntarios son elementos que enriquecen nuestros procesos de seguridad. Dos programas clave que incluyen nuestras directrices de seguridad (SDG) y las correspondientes al dominio público (PDG).

  1. Las SDG son las denominadas Directrices Internas para el Diseño y la Ingeniería de Ford, cuyo cumplimiento se revisa de manera estricta y responsable. Además de incluir todos los requisitos normativos, incluimos otro tipo de normas creadas especialmente por nosotros.
  2. Las PDG son los objetivos en los que centra nuestra estrategia con el fin de garantizar que los vehículos obtengan valoraciones satisfactorias en el sector automovilístico.

Desde un punto de vista interno, Ford utiliza análisis técnicos, modelos informáticos avanzados y pruebas de choque y deslizamiento para evaluar el rendimiento del vehículo y de sus componentes individuales.

Se trata de evaluaciones exhaustivas que pretenden confirmar que nuestros vehículos cumplen los requisitos normativos, así como nuestras estrictas directrices internas. También gestionamos las instalaciones de ámbito internacional para pruebas de choque en Merkenich (Alemania) y en nuestro centro técnico de Dunton (Inglaterra).

En Ford, la seguridad siempre es lo primero.

Top