GLOSARIO DE TÉRMINOS

 Un glosario de motor eléctrico y términos de carga.

    • Vehículo totalmente eléctrico (AEV o EV): un vehículo totalmente eléctrico funciona completamente con una batería de alto voltaje, sin un motor de combustión interna (ICE) de combustible presente.

    • Vehículo eléctrico de batería (BEV): ver vehículo totalmente eléctrico.

    • Vehículo eléctrico: definimos un vehículo electrificado como un vehículo con una batería de alto voltaje y una máquina eléctrica (a menudo llamada «motor»). Un vehículo eléctrico puede ser un híbrido, un híbrido enchufable o un vehículo totalmente eléctrico.

    • Vehículo eléctrico híbrido (HEV/FHEV): un vehículo híbrido es cualquier vehículo que utiliza múltiples fuentes de energía para propulsar el vehículo. En su configuración más común, un vehículo híbrido combina un motor de combustión interna alimentado por combustible, con una máquina o «motor» eléctrico alimentado por electricidad. Un vehículo híbrido selecciona automáticamente en qué modo operar (totalmente eléctrico, combustible y eléctrico, todo combustible), en función de las condiciones de conducción. Esta flexibilidad generalmente resulta en una mayor economía de combustible estimada por el WLTP para el vehículo que un vehículo exclusivamente de ICE. Un vehículo híbrido recarga su batería de alto voltaje mediante frenado regenerativo o a través del motor de combustión. Los híbridos no se pueden enchufar para cargar la batería de alto voltaje.

    • Vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV): un híbrido enchufable es un vehículo eléctrico híbrido (HEV), pero con una batería de alto voltaje recargable más grande y un conector de carga que permite cargar la batería de alto voltaje desde la red eléctrica, ya sea mediante la carga en «Modo 2», por ejemplo, desde una toma de corriente doméstica, o la carga en «Modo 3» desde una estación de carga (los modos de carga 2 y 3 se explican más adelante en este glosario). Debido a que la electricidad externa se utiliza como fuente de energía, los vehículos eléctricos híbridos enchufables suelen conducir en modo totalmente eléctrico durante períodos de tiempo significativamente más largos que un FHEV. Para permitir la conducción eléctrica pura en invierno, los vehículos eléctricos híbridos enchufables tienen calefacción eléctrica, de modo que la temperatura de la cabina se puede establecer en niveles cómodos sin tener que encender el motor de combustión. Ya que la energía que se utiliza para la calefacción de la cabina en invierno reducirá un poco la autonomía eléctrica pura.

    • Vehículo de pila de combustible de hidrógeno: Ford no lo ofrece actualmente, pero se trata de un vehículo que utiliza gas hidrógeno para producir electricidad y una pequeña cantidad de agua como subproducto. La electricidad generada alimenta el vehículo de manera similar a un vehículo totalmente eléctrico que funciona con baterías. En lugar de recargar el vehículo, el usuario lo rellenaría con hidrógeno desde una estación de servicio. El gas hidrógeno es actualmente un gas caro de fabricar y las principales técnicas de producción actuales crean gases de efecto invernadero. Además hay una infraestructura de reabastecimiento de combustible muy subdesarrollada. En Europa, se utiliza más comúnmente para alimentar el transporte público, como los autobuses, que pueden reponer en estaciones de servicio especializadas.

    • Vehículo ICE (motor de combustión interna): un vehículo impulsado únicamente por gasolina o diésel.
    • Frenado regenerativo: un sistema que captura la energía de los frenos y los motores eléctricos y la utiliza para recargar la batería.

    • Autonomía: la distancia que un vehículo eléctrico puede recorrer con una sola carga. (Nota: Autonomía eléctrica: la distancia que un vehículo eléctrico puede recorrer solo con electricidad, por ejemplo, para PHEV donde también hay un motor de gasolina o diésel que puede alimentar el vehículo).

    • Preacondicionamiento: los propietarios de vehículos híbridos enchufables y totalmente eléctricos pueden optar por calentar o enfriar la cabina de su vehículo (para los híbridos enchufables, esta función solo está disponible mientras el vehículo esté conectado a una estación de carga). Este preacondicionamiento se puede configurar para activarse a las horas de salida preferidas o de forma manual «bajo demanda». Cuando el vehículo está enchufado, el preacondicionamiento utiliza la energía de la toma de corriente, reservando energía de la batería para el viaje. En los vehículos totalmente eléctricos, el preacondicionamiento también optimiza la temperatura de la batería, lo que ayuda a mantener la máxima autonomía para las condiciones. Para que el preacondicionamiento de la batería se active, debe programarse y el vehículo debe estar enchufado.
    • Batería o paquete de baterías (de alto voltaje): la fuente de energía que almacena la energía para el vehículo eléctrico. Una batería de alto voltaje a veces se conoce como «paquete de baterías», ya que en realidad contiene múltiples celdas, cada una de las cuales forma una batería y múltiples baterías que forman el paquete de baterías final o batería de alto voltaje. 

    • El paquete de baterías a menudo viene con dos métricas utilizadas para describir su capacidad en kWh:
      • Capacidad de batería instalada o bruta - la cantidad de energía que teóricamente se puede extraer de la batería del vehículo eléctrico en condiciones nominales especificadas que, sin embargo, son diferentes a las condiciones de uso del cliente, es decir, la batería se cargaría y descargaría más en comparación con el funcionamiento del cliente.  En su funcionamiento real, se está utilizando menos de esta capacidad instalada, con el fin de garantizar un funcionamiento seguro y duradero durante toda la vida útil de diseño de la batería.
      • Capacidad de batería utilizable o neta – en primer lugar, es importante saber que el estado de carga (SOC) indicado al cliente siempre se refiere a la capacidad de la batería utilizable. En consecuencia, la capacidad utilizable es la cantidad de energía que se descarga en el funcionamiento real, ya que la batería pasa de un SOC indicado por el cliente del 100 % al 0 % (igualmente en la otra dirección: mientras se carga del 0 % al 100 %). Además la autonomía eléctrica se refiere a la autonomía conseguida durante el uso de la capacidad utilizable de la batería de alto voltaje.

    La diferencia entre las dos actúa para proteger el rendimiento de la batería del vehículo eléctrico durante la vida útil del vehículo. Como ejemplo, el Mustang Mach-E GT tiene una capacidad de batería instalada de 98,7 kWh y una capacidad utilizable de 91 kWh.

    Las baterías de los vehículos eléctricos pueden variar en la química y el tamaño de la celda para ofrecer diferentes características de rendimiento, lo que también puede afectar el rendimiento de carga de la batería.

    • Máquina eléctrica (a menudo llamada «motor»): el componente de un vehículo eléctrico que convierte la energía eléctrica en energía mecánica para alimentar el vehículo o, mientras desacelera, actúa como un generador (es porque puede actuar como un generador que se conoce correctamente como una «máquina eléctrica» en lugar de un «motor eléctrico»).

    • Puerto de carga: el «enchufe» de un vehículo totalmente eléctrico o híbrido enchufable donde se conecta el acoplador del cable de carga para cargar la batería de alto voltaje del vehículo. Es comparable al puerto de llenado de combustible de un vehículo con motor de combustión interna.

    • Puerta del puerto de carga (tapa): cubre y protege el puerto de carga y funciona de manera similar a una puerta de llenado de combustible para ayudar a mantener los residuos fuera.

    • Cargador a bordo: un dispositivo de conversión de energía («CA/CC») en el vehículo que convierte la energía de CA en energía de CC para cargar la batería de alto voltaje.

    • Sistema de gestión de la batería: el «cerebro de la batería», un sistema electrónico dentro de la batería de alto voltaje, que supervisa y controla los sistemas de la batería, con el fin de mantener el voltaje, las corrientes, la temperatura dentro de los límites, durante el funcionamiento del vehículo, así como la carga y descarga. Los límites están diseñados para garantizar la seguridad, fiabilidad y durabilidad de la batería durante toda la vida útil del vehículo.

    • Frunk (maletero delantero): un espacio asegurado debajo del capó delantero que sirve como espacio de almacenamiento adicional, donde el motor generalmente se encuentra en un vehículo propulsado por ICE.

    • Bomba de calor: un sistema de calefacción en el vehículo que es más eficiente (en casi todas las condiciones de temperatura) que los elementos de calefacción eléctricos tradicionales («calentador PTC»). Mientras que los calentadores tradicionales convierten directamente la energía eléctrica en energía térmica, una bomba de calor mueve la energía térmica del exterior al interior (mediante un ciclo de compresión-expansión=refrigeración). Cuanto menor sea la temperatura exterior, peor será la eficiencia de una bomba de calor, por lo que también hay un calentador eléctrico para asegurarse de que el pasajero del vehículo disponga de suficiente energía de calefacción a cualquier temperatura exterior.

    • Batería de bajo voltaje: los vehículos eléctricos tienen una batería de bajo voltaje de 12 voltios para alimentar sistemas críticos antes de que se active la batería de alto voltaje y para almacenar energía de 12 V en el funcionamiento del vehículo.

    • Batería LFP: las baterías de iones de litio de fosfato ferroso (hierro) de litio (LFP) son un tipo de batería de alto voltaje que suele ser más adecuada para clientes que cargan la batería regularmente al 100 % de su capacidad (debe cargarse al 100 % a menos una vez al mes). También se beneficia de velocidades de carga más rápidas que una batería NCM, pero es más pesada y, a menudo, proporciona menos autonomía.

    • Batería NCM: las baterías de iones de litio de níquel, cobalto y manganeso (NCM) son un tipo de batería de alto voltaje que generalmente se adapta mejor a los clientes que requieren más autonomía o utilizarán su vehículo eléctrico para remolcar. Para optimizar la duración de la batería, es preferible no cargar las baterías NCM al 100 % de forma regular.

    • Batería NMC: ver NCM, una disposición alternativa de las letras.
    • Amperios («A»): es la unidad de medida para el flujo de corriente eléctrica. Representa la cantidad de corriente eléctrica que fluye a través de un circuito. En relación con la carga, cuanto mayor sea el amperaje, más rápido fluirá la electricidad al vehículo. Los amperajes comunes para los dispositivos de carga de vehículos eléctricos son de 8, 10, 16 y 30 amperios.

    • Voltios («V»): unidad de potencial eléctrico. Junto con el amperio, es una medida de la capacidad de un sistema eléctrico para convertir la electricidad en fuerza mecánica (potencia eléctrica es igual a amperios por voltios). En la carga de vehículos eléctricos, generalmente cuanto mayor sea el voltaje de la fuente eléctrica, más rápidas serán las capacidades de carga, suponiendo un cierto límite máximo de amperios.

    • BlueOval™ Charge Network: la red de Ford de más de 500 000 puntos de carga en toda Europa, de proveedores de carga establecidos. El acceso a la red a través de la aplicación FordPass es gratuito (se requiere la activación de la suscripción gratuita) y proporciona a los conductores una carga fácil y de pago, que incluye enchufar y cargar en una sola aplicación.  La suscripción a BlueOval™ Charge Network también incluye el acceso gratuito a IONITY durante el primer año, que ofrece tarifas preferenciales en la carga y descuentos significativos al utilizar las más de 20 000 estaciones de carga de CC y HPC de la red. La renovación de las suscripciones a IONITY (y otras redes de socios) se puede encontrar aquí.

    • Estado de carga (SOC): una medición de la cantidad de carga restante en la batería que generalmente se muestra como un porcentaje. Ejemplo: 100 % SOC se refiere a una batería completamente cargada, 0 % a una completamente gastada.

    • Estación de carga: un lugar donde se pueden cargar vehículos eléctricos (el equivalente eléctrico a una estación de servicio).

    • Punto de carga: el dispositivo de carga individual en el que se enchufa  el automóvil (el equivalente eléctrico de una bomba de combustible en una estación de servicio).

    • Tiempo de carga: la cantidad de tiempo que se tarda en recargar la batería de un vehículo eléctrico, medida en minutos u horas. Los tiempos de carga reales y las velocidades de carga variarán según el vehículo y según el tipo de estación de carga doméstica o pública utilizada, así como factores como el estado de carga (SOC) en el momento, cuando comienza la carga, cómo y durante cuánto tiempo se condujo el vehículo antes de la carga (lo que afecta a la temperatura de la batería de iones de litio) y otros factores.

    • Potencia de carga: es la potencia eléctrica real que carga la batería desde una toma de corriente o punto de carga medida en kW. Cuanto mayor sea la potencia de carga, más rápido se cargará la batería del vehículo. La potencia de carga real puede ser menor que la potencia disponible de la estación de carga, ya que el sistema del vehículo limitará la potencia de carga para proteger la durabilidad del sistema de baterías de alta tensión, dependiendo de factores como la temperatura, etc.

    • Cargador doméstico de vehículos eléctricos (a veces llamado cargador de pared o Wallbox): dependiendo de la instalación eléctrica doméstica, un cargador doméstico para vehículos eléctricos puede cargar un vehículo eléctrico Ford hasta 11 kW, ofreciendo velocidades de carga doméstica mucho más rápidas que una toma de corriente doméstica normal. Algunos cargadores de vehículos eléctricos domésticos también incluyen funciones que aumentan la capacidad de monitorizar y controlar la carga que llega al vehículo eléctrico, incluida la programación y los informes de datos. El cargador doméstico para vehículos eléctricos más adecuado para un cliente dependerá de sus circunstancias individuales, principalmente si piensa usar su vehículo para uso privado o comercial. Los cargadores domésticos de vehículos eléctricos siempre deben ser instalados por un electricista cualificado.

    • kW (kilovatios): unidad de potencia igual a 1000 vatios. En el contexto de los vehículos eléctricos, los kW se utilizan comúnmente para medir la potencia de salida del motor eléctrico o la velocidad de carga de la batería. Por ejemplo, un vehículo eléctrico típico podría tener un motor que produzca 150 kW de potencia, mientras que una estación de carga rápida podría tener una potencia de 50 kW, lo que significa que puede cargar la batería de un vehículo eléctrico a una velocidad de hasta 50 kilovatios.

    • Kilovatio-hora (kWh): unidad de medida de la energía. Es equivalente a un kilovatio de potencia utilizado durante una hora. En el contexto de los vehículos eléctricos, los kWh se utilizan comúnmente para medir la capacidad de la batería y la cantidad de energía consumida durante la conducción o la carga. Por ejemplo, un vehículo eléctrico típico podría tener una capacidad de batería de 60 kWh, lo que significa que puede almacenar 60 kilovatios-hora de energía. Si el vehículo se conduce durante 30 millas (48 km) y consume 10 kWh de energía, significa que utilizó 10 kilovatios-hora de energía para viajar 30 millas (48 km). El kWh es una unidad de medida importante a la hora de calcular el coste de la carga de un vehículo eléctrico, ya que las estaciones de carga suelen cargarse por kilovatios-hora.

    • Kilovatio-hora/100 km (kWh/100 km): esta es una métrica estándar para el consumo de energía específico de los vehículos eléctricos, equivalente a los «litros (de gasolina o diésel) por 100 km» de los vehículos con motor de combustión.

    • Modos de carga: los híbridos enchufables y los vehículos totalmente eléctricos necesitan electricidad para funcionar. La carga es la acción de transferir electricidad desde una fuente externa a la batería de alto voltaje del vehículo. Es comparable a llenar el tanque de combustible de un motor de combustión interna.

    • Estación de carga rápida de CC (DCFC): también conocida como carga en modo 4, la carga rápida de CC es una forma rápida de recargar la batería de tu vehículo. Solo los vehículos totalmente eléctricos y algunos híbridos enchufables se pueden cargar a través de la carga rápida de CC. IONITY es un ejemplo de una red de estaciones de carga rápida de CC.

    • CA (corriente alterna): la CA es un tipo de corriente eléctrica que invierte la dirección de forma periódica, a una frecuencia de 50 Hz en Europa. La CA se usa comúnmente para la distribución de energía eléctrica a largas distancias porque se puede transmitir con menores pérdidas de energía que la corriente continua (CC). Esto se debe a que se pueden utilizar transformadores para aumentar o disminuir el voltaje de la alimentación de CA, lo que permite que se transmita de manera más eficiente a largas distancias. La alimentación de CA también se utiliza en todos los electrodomésticos que no funcionan con batería, como lámparas, televisores y ordenadores.

    • CC (corriente continua): la CC es un tipo de corriente eléctrica que fluye en una sola dirección. La alimentación de CC se utiliza comúnmente en dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, ordenadores portátiles y dispositivos electrónicos portátiles, así como en algunos tipos de motores y baterías. La energía de CC se puede obtener de distintas fuentes, como baterías, celdas solares o fuentes de alimentación de CC.

    • EVSE: equipo bidireccional de carga de vehículos eléctrico (EVSE) es un término más técnico para un punto de carga en Modo 3 o Modo 4 (véase más arriba).

    • Cables de carga: hay varios tipos de cables de carga disponibles para vehículos eléctricos, cada uno con diferentes conectores y capacidades de carga. Estos son los tipos de conectores más comunes:
      • Tipo 1 (J1772): este es un conector de carga común utilizado en América del Norte y Japón. Tiene un conector de 5 pines y puede soportar cargas de hasta 16 amperios. (No se utiliza en Europa).
      • Tipo 2 (Mennekes): es un conector de carga común utilizado en Europa. Tiene un conector de 7 pines y puede soportar cargas de hasta 63 amperios. (A menudo se le conoce como cable de carga doméstico o de aire acondicionado).
      • Tipo 3 (CHAdeMO): es un conector de carga rápida que puede soportar cargas de hasta 125 amperios. (A menudo se le conoce como cable de carga público).
         
    • CCS (sistema de carga combinada): conector de carga rápida utilizado en Europa («CCS2») y América del Norte («CCS1»). Estos están instalados en todos los puntos DCFC y pueden soportar cargas de hasta 350 kW.

    • Wallbox o cargador de pared (a veces llamado cargador doméstico de vehículos eléctricos): dependiendo de la instalación eléctrica doméstica, un cargador doméstico para vehículos eléctricos puede cargar un vehículo eléctrico Ford con una salida de potencia de hasta 11 kW, ofreciendo velocidades de carga doméstica mucho más rápidas que una toma de corriente doméstica normal. Algunos cargadores de pared también incluyen funciones que aumentan la capacidad de monitorizar y controlar la carga que llega al vehículo eléctrico, incluida la programación y los informes de datos. El cargador de pared de vehículos eléctricos más adecuado para un cliente dependerá de sus circunstancias individuales, principalmente si piensa usar su vehículo para uso privado o comercial. Los cargadores de pared de vehículos eléctricos siempre los deben instalar electricistas cualificados.

Descubre las diferencias entre los vehículos eléctricos (EV) y los motores de combustión interna (ICE) utilizando nuestra página dedicada.

Descubre más