Home > Turismos > NUEVO EXPLORER > Características > Experiencia de conducción

Diseñado para la excelencia

Ponte cómodo en la cabina del nuevo Ford Explorer y rodéate de una gran variedad de tecnologías de vanguardia. Adapta su rendimiento a las vías urbanas, rutas de montaña y a cualquier vía gracias al sistema avanzado de gestión del terreno. O relájate en los trayectos largos activando el control de crucero adaptativo con sistema «Stop and Go». Incluso puedes optar por usar solo electricidad, gasolina o una combinación de ambas. Todos estos sistemas interactúan a la perfección, lo que optimiza tu experiencia cada vez que te pones al volante. 

Creado para todos los terrenos.

Donde quiera que conduzcas, el sistema de gestión del terreno del nuevo Ford Explorer ha sido diseñado para maximizar el control. Elige entre los siete modos de conducción disponibles, que ajustan el rendimiento del vehículo para adaptarlo a la perfección a las condiciones de la carretera. El sistema modifica la aceleración, la dirección y la sensibilidad de la suspensión, al tiempo que trabaja con los controles de tracción, estabilidad y descenso en pendientes para proporcionarte un control óptimo en cualquier entorno. Selecciona entre: los modos Trail, Deep Snow/Sand, Slippery, Sport, Tow/Haul, o, para lograr la máxima eficiencia, el modo Eco. La información clave se muestra a través del panel de instrumentos digital de 31,2 cm (12,3”) del Ford Explorer, que alterna entre exclusivos temas cromáticos según el modo de conducción que hayas seleccionado. 

Confianza en condiciones cambiantes

El nuevo sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas puede determinar cuánto agarre, estabilidad y capacidad de respuesta se necesita en carreteras mojadas, secas o heladas, así como en diversos tipos de terrenos. La tecnología transmite potencia a las ruedas delanteras para maximizar la eficiencia cuando no se requiere tracción a las cuatro ruedas. Después, puede transmitir más potencia a las ruedas traseras si detecta condiciones adversas. Así, ofrece una combinación de conducción excepcional y eficiencia mejorada. El Explorer está equipado con una gran capacidad de tracción para mejorar el rendimiento. Cuando el sistema de tracción total no sea necesario, el vehículo podrá activar la tracción trasera.

Sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas

Control adicional para arranques en pendiente

La asistencia para arranques en pendiente evita que el vehículo se mueva hacia atrás o hacia delante cuando emprendes la marcha en una pendiente. El sistema funciona manteniendo la presión en el sistema de frenos durante 2 o 3 segundos adicionales, lo que permite disponer de más tiempo y control al mover el pie del pedal del freno al acelerador. También resulta útil cuando estás detenido y reanudas la marcha sobre una superficie deslizante.

Asistencia para arranques en pendientes
Control de descenso en pendientes

Control adicional al bajar pendientes

El control de descenso en pendientes está diseñado para facilitar las bajadas pronunciadas en terrenos accidentados. El sistema regula la velocidad cuesta abajo sin que tengas que tocar los pedales del freno o del acelerador y hasta funciona marcha atrás. Así podrás centrarte en atravesar los terrenos difíciles sin preocuparte de si estás acelerando demasiado.

Mantén el rumbo

El sistema de mitigación de viento lateral, que forma parte del control de estabilidad electrónico, te ayuda a permanecer en tu carril cuando hay viento racheado. El sistema puede detectar cuándo el viento racheado cruzado está afectando a la conducción y ajusta la dirección para que mantengas el rumbo. 

Sistema de mitigación de viento lateral
Luces largas automáticas

Visibilidad sin deslumbrar a los demás

Las luces largas automáticas son muy útiles en la conducción nocturna. El sistema cambia a las luces de cruce cuando detecta que se acerca tráfico o que hay vehículos delante de usted, lo que evita deslumbrar a los otros conductores. Después vuelve a activar las luces largas automáticamente para ofrecerle la máxima visibilidad.

Un par de ojos extra

El sistema de información de ángulos muertos utiliza sensores laterales para detectar vehículos que pueden quedar ocultos en el ángulo muerto. Si detecta otro vehículo, el sistema te alertará por medio de un discreto testigo de advertencia situado en el interior de los retrovisores de las puertas. La alerta de tráfico cruzado funciona con el sistema de información de ángulos muertos para incrementar la visibilidad cuando das marcha atrás para incorporarte a la circulación. El sistema puede detectar los vehículos que se aproximan desde ambos lados, activar una alarma e incluso frenar si no reaccionas a tiempo. 

Sistema de alerta de cambio de carril

Mantente en tu carril

El sistema de alerta de cambio de carril utiliza una cámara de visión delantera para detectar si te sales involuntariamente del carril. La asistencia de cambio de carril le guiará suavemente para volver al carril que te corresponde. Si una rueda toca la línea o el borde de la carretera, la alerta de cambio de carril hace vibrar el volante y muestra una advertencia visual. La tecnología se desactiva automáticamente a velocidades inferiores a 64 km/h o puede desactivarse manualmente.

Top