Home > Turismos > B-MAX > Características > Rendimiento y eficiencia

Prestaciones y eficacia

La gama de motores y de cajas de cambios disponibles para el B-MAX te permite combinar potencia y eficiencia. Lo más destacado incluye el nuevo motor de gasolina 1.0 EcoBoost –que ofrece la potencia de un motor mayor con una eficiencia líder en su clase– y el mejorado diésel 1.5 TDCi.

Nuevo motor de gasolina de última generación EcoBoost, líder en su clase

El B-MAX está disponible con un revolucionario motor de 1.0 litros que, con 75kw (100CV), 93kW (125CV) y 104kW (140CV), proporciona la potencia de un 1.6 litros. No obstante, sigue siendo capaz de alcanzar un consumo un 20% inferior al de otros motores de gasolina equivalentes. De hecho, sus cifras de consumo de combustible y de emisiones de CO2 se acercan más a las de un diésel. Para conseguirlo, se ha rediseñado a fondo –una mayor rapidez para alcanzar su temperatura de trabajo y un menor grado de fricción son solo dos de las mejoras resultantes. Además de su potencia y economía, disfrutarás de su sonido único y de su tacto deportivo. Junto al nuevo motor EcoBoost, el B-MAX está disponible con el motor Duratec de 1.6 Ti-VCT –una opción suave y eficiente que genera 78kW (105CV) con una caja de automática Ford PowerShift de seis velocidades.

Dos motores diésel con una eficiencia líder en su clase

El eficiente 1.6 TDCi, produce 70kW (95CV), consigue un consumo sin igual en su segmento de 4,0l/100km y firma unas emisiones de CO2 de solo 104g/km.

Ford B-MAX TDCI engine
Brown Ford B-MAX standing next to a terrace in a city

Consume menos combustible con el sistema de arranque y parada automático del motor

Al detenerte en un semáforo o si tu Focus está atrapado en un atasco, esta tecnología apaga automáticamente el motor (aunque sigue suministrando energía a los elementos básicos, como las luces, el aire acondicionado, la radio y el sistema Ford SYNC3. Cuando estés listo para reanudar la marcha, solo tienes que pisar el embrague, o pisar el acelerador en un automático, para que el sistema vuelva a arrancar el motor. El sistema de arranque y parada automático es especialmente eficaz al conducir por ciudad, donde puede reducir el consumo de combustible hasta en un 10 % (ciclo urbano).

Top