Home > Turismos > B-MAX > Características > Experiencia de conducción

Experiencia de conducción

El B-MAX va equipado con una tecnología líder en su clase para ayudarte con cualquier aspecto de la conducción.

Ford B-MAX interior man driving in the city

Maniobras más sencillas y control de velocidad

La dirección asistida electrónica (EPAS, Electric Power-Assisted Steering) se regula automáticamente. Más ligera para facilitar el aparcamiento en espacios limitados y más firme para garantizar un mayor control en autopista.

Marcha atrás más sencilla y segura

Bolardos, bancos, muros bajos... la cámara de visión trasera muestra todo lo que tienes detrás en una pantalla instalada en la consola central. El sistema se activa automáticamente al seleccionar la marcha atrás y muestra líneas virtuales para ayudarte a aparcar en los espacios más reducidos.

Ford B-MAX rear-view camera close-up
Brown Ford B-MAX the rear of the car

Sensores que facilitan las maniobras de aparcamiento

Los sensores de distancia en el aparcamiento te ayudan a calcular la distancia entre tu vehículo y los obstáculos que tengas delante o detrás. Cuando los sensores detectan un objeto, activan una señal acústica cuya intensidad aumenta al acercarse.

Carrocería especialmente reforzada

La carrocería del coche se ha reforzado específicamente en áreas clave, para compensar la supresión del tradicional pilar central (pilar B) en nuestro sistema de puertas de fácil acceso. Ello se debe a que el B-MAX tiene el pilar B integrado en las propias puertas. Los ingenieros de seguridad de Ford diseñaron incluso su propia prueba adicional de impacto, con el fin de garantizar que el B-MAX satisfaga los más exigentes criterios de seguridad.

Top