Home > Acerca de Ford > Ford Blog > sabias que ford llevo al hombre a la luna
Sabias que ford llevo al hombre a la luna

julio 25, 2019

¿SABÍAS QUE FORD LLEVÓ AL HOMBRE A LA LUNA?

La NASA tuvo en Ford uno de sus principales aliados para llevar el Apolo 11 hasta la Luna. Los increíbles avances que la compañía desarrolló para conseguirlo cumplen ahora 50 años y forman parte de la historia tecnológica de la humanidad.

Llevar el hombre a la Luna no fue una tarea en solitario de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio. Para conseguirlo, la NASA tuvo que apoyarse en diferentes colaboradores tecnológicos y, años antes de dar el gran salto hacia el satélite, Ford Motor Company ya era un estrecho proveedor de esta agencia del gobierno estadounidense. El resultado final fue que, el 16 de julio de 1969, el ser humano por fin pisó un suelo distinto al de La Tierra gracias a la construcción del Centro de Control de la Misión por parte de Ford.

Los primeros pasos

Más allá del transbordador que llevaría a los astronautas fuera de nuestro planeta, ¿cómo sería el lugar desde el que se monitorizaría todo el proceso? ¿Qué tecnologías serían necesarias para comunicarse con el Apolo 11? Las respuestas a estas y otras muchas preguntas las daría Philco-Ford, la División Aeronáutica de Ford Motor Company creada en 1961, que se ocupó dos años después de implementar el Centro de Control de Misiones de Houston.

El reto era mayúsculo: crear y aplicar nuevas tecnologías, para solucionar problemas y situaciones nunca antes experimentadas por el ser humano. Para ello Ford elaboró sistemas de hardware y software hasta entonces desconocidos, porque “lo que la NASA necesitaba sobre el terreno para asegurar un aterrizaje en la luna en los años 60 era una importante capacidad de toma de decisiones asistida por computadora que nadie tenía", tal y como se lee ahora en la documentación de aquella época. En 1965, cuando las operaciones se trasladaron a Cabo Kennedy (Florida), Ford ya tenía listo su Centro de Control.

Desarrollos asombrosos, incluso medio siglo después

Es difícilmente medible el nivel de avance tecnológico conseguido por Ford en tan poco tiempo. Los diseños del sistema se actualizaron para cada misión, algunos de los cuales requirieron hasta 2 millones de cambios en el cableado (casi 10.000 km). Además, más de 1.500 elementos diferentes de datos de telemetría, desde la salud del astronauta hasta los resultados de las pruebas y los datos de vuelo, llegaban hacia el centro simultáneamente.

Por si fuese poco, la instalación albergó el mayor conjunto de equipos de conmutación de televisión del mundo, ayudados por cinco computadoras mainframe IBM 360/75, que enviaron datos a más de 1.300 conmutadores de indicadores para ser monitorizados por controladores de misión. Una vez en la Luna, los astronautas pudieron desplegar el Paquete de Experimentos Científicos Apolo Temprano (EASEP). Se trataba de un sistema para monitorizar las condiciones ambientales del satélite, desarrollado en conjunto por la NASA, Ford e IBM, que estuvo transmitiendo datos durante más de un año.

El impacto de Ford en la carrera espacial

El éxito de estas operaciones llevó a transformar esta división de la compañía en Ford Aerospace and Communications Corporation en 1976, que tan solo cuatro años después había creado más de la mitad de los satélites en órbita alrededor de La Tierra. El Centro de Control de Misión se convirtió en el avance tecnológico más reconocido del siglo XX; tal y como lo definió el historiador Layne Karafantis, "fue creado e implementado con casi todas las posibles contingencias consideradas. La integración del equipo de Philco-Ford de las tecnologías de visualización, comunicación y procesamiento de datos dentro del Centro hizo posible una misión tripulada a la Luna".

Two men working under
Top