Home > Acerca de Ford > Ford Blog > ¿Pensando en un viaje largo? Revisa los posible efectos del confinamiento en tu coche
¿Pensando en un viaje largo? Revisa los posible efectos del confinamiento en tu coche

Agosto 21, 2020

¿Pensando en un viaje largo? Revisa los posible efectos del confinamiento en tu coche

La COVID-19 también ha podido pasar factura a nuestros vehículos, pues muchos han estado parados durante un largo confinamiento. Por eso, conviene chequearlos bien antes de emprender esa escapada que llevas tanto tiempo esperando. Len, nuestro experto, te cuenta cómo.

Lo más importante es el cuidado de la batería, pero los neumáticos también pueden perder presión, la gasolina se puede evaporar y los discos de freno pueden oxidarse. Toma nota de los consejos que nos da Len, quien ‘mima’ la flota de vehículos que se prestan a periodistas y los modelos históricos de Ford en Reino Unido.

Batería

La mayoría de las baterías mantienen la carga durante al menos dos semanas, un tiempo que dependerá de en qué estado esté y a qué temperatura. Si tu coche ‘duerme’ en un garaje seguro, apagar la alarma puede ayudar a maximizar la vida útil de la batería. Len recomienda arrancar el vehículo una vez a la semana y dejarlo funcionar durante 15 minutos, pero nunca en un recinto con las puertas cerradas ni con el motor en marcha sin vigilancia. Desconectar la batería es útil si vas a guardar tu modelo durante un período prolongado de tiempo, pero ten en cuenta que eso desactivará la alarma y el sistema de cierre centralizado.

Frenos

Si el vehículo está en un ambiente húmedo, aparecerá corrosión en los discos de freno. El freno de mano también puede bloquearse cuando las pastillas o las zapatas están en contacto con el disco o el tambor, quedándose ‘soldadas’ (especialmente, si hemos puesto el freno de mano cuando el conjunto estaba muy caliente). Para solucionarlo, deberíamos evitar el freno de estacionamiento y utilizar calzos en las ruedas, con el fin de que el coche no se desplace. Si está estacionado en una vía pública, mover el automóvil hacia adelante y hacia atrás de vez en cuando ayudará a que las pastillas no se peguen.

Líquidos

Llena el tanque de combustible para reducir el riesgo de condensación: cuando no hay carburante, los gases de la evaporación de la gasolina podrían concentrarse en el depósito cerrado y, en casos extremos, llegaría a explotar. Para otros líquidos, nuestros expertos recomiendan rellenar el aceite, el líquido de lavado y el hidráulico en los sistemas de frenos y embrague.

Neumáticos

Los neumáticos de un vehículo pierden presión al estar mucho tiempo parados, por lo que debes inflarlos al máximo señalado. Si tienes el coche aparcado en la calle, cúbrelos para evitar daños por la luz solar.

De vuelta a la carretera

Ahora que ya sabes cómo revisar tu coche para evitar los daños que haya podido sufrir mientras ha estado confinado, ha llegado el momento de volver a las carreteras… ¡pero no de cualquier forma! Sigue estos pasos:

  1. Antes de arrancar, comprueba todos los líquidos y la presión de los neumáticos.
  2. Si la batería está descargada, ten cuidado al conectar los cables para que otro vehículo te ‘dé chispa’.
  3. En caso de que se atasquen los frenos, aplica una presión suave en el pedal para asegurarte de que funcionan y arrastrar la acumulación leve de óxido.
  4. Haz un viaje largo, si las regulaciones locales lo permiten, para que la batería pueda recargarse.
  5. Por último, Len sugiere no aparcar debajo de los árboles para no dañar la pintura.

La nueva realidad a la que nos enfrentamos tras estallar la crisis del coronavirus ha venido acompañada de una serie de obligaciones que hace unos meses ni siquiera imaginábamos: infórmate antes de realizar un desplazamiento en coche. Y no te pierdas nuestros trucos para conducir con mascarilla.

Top