Home > Acerca de Ford > Ford Blog > Prueba el carrito con freno automático
Girl with the basket in a supermarket

julio 19, 2019

¿Hacer la compra te genera estrés? Prueba el carrito con freno automático

La hora de la comida, la de ir a la cama y la compra semanal son los momentos en los que los niños ponen a prueba con más intensidad la paciencia (y la presión arterial) de sus padres. En este último caso, resulta especialmente preocupante verlos “al volante” del carrito del supermercado. Pero con esta idea de Ford, tu tensión estará a salvo.

Berrinches, visitas a la zona de los dulces, la “conducción” del carrito del supermercado... la compra semanal se convierte muchas veces en un ritual durante el que los niños ponen a prueba la paciencia de los adultos con particular vehemencia. Pero Ford ha ideado un método para eliminar el estrés que puede suponer ir al “súper” acompañado de tus peques, inspirándose en la nueva tecnología que ayuda a evitar accidentes en carretera.

El Asistente Precolisión, disponible en la mayoría de los modelos de la marca, utiliza una cámara y un radar, situados en el área delantera del vehículo, para detectar coches, peatones y ciclistas. Si el conductor está muy cerca de ellos y no responde a los avisos, el sistema activa los frenos automáticamente.

El “carrito con freno automático” emplea un sensor para lograr un resultado similar: escanea su zona frontal buscando personas y objetos y, cuando identifica un posible choque, los frenos entran en acción. 

“Muchos adultos temen ir al supermercado porque intentan hacer la compra de la manera más rápida y eficiente posible, mientras los niños sólo quieren jugar”, asegura la experta en parenting Tanith Carey, autora de un libro de psicología infantil para padres modernos. “A los peques les encanta imitar a sus progenitores y experimentar con la sensación de estar al mando. Cuando empujan un carrito, es como si estuvieran al volante de un coche y los pasillos del establecimiento fueran su circuito de carreras”, añade.

Basket near yellow Ford Mustang

Este “carrito con freno automático” (que, de momento, sólo es un prototipo), utiliza tecnologías propias de la automoción para resolver este problema del día a día. Forma parte de la serie Ford Interventions, junto a la cama con asistente de cambio de carril y a la caseta para perros aislante del ruido.

El Asistente Precolisión puede ayudar a nuestros usuarios a evitar accidentes o a reducir los efectos de un choque. Pensamos que mostrar cómo se puede utilizar este sistema en un carrito de supermercado es una buena manera de resaltar un dispositivo realmente útil para los conductores”, asegura Anthony Ireson, director de Comunicaciones de Marketing de Ford Europa. La pregunta es... ¿se lo dejarías a tus hijos o querrías probarlo tú?

Top