Home > Acerca de Ford > Ford Blog > Neutralidad de carbono: el objetivo de Ford para los próximos años
Híbrido eléctrico HEV: todo lo que necesitas saber

Abril 12, 2021

Neutralidad de carbono: el objetivo de Ford para los próximos años

En Ford tienen clara su estrategia para contribuir a que el planeta esté más sano. La sostenibilidad y la reducción de emisiones en los distintos procesos por los que pasa un vehículo desde su nacimiento en la fábrica son, desde hace años, objetivos claves de la compañía, que espera alcanzar la neutralidad de carbono para 2050. Sin duda, este reto se hace pensando en todos y con la electrificación total de su gama como uno de los puntos fuertes en este apasionante proceso.
 

Si lo piensas bien, no queda lejos la fecha objetivo que tiene la marca para poner fin al impacto de carbono de sus actividades, un espectacular hito del que presumen en el Informe Integrado de Sostenibilidad y Finanzas de 2021. ¿El resumen? Ford asegura que en menos de 30 años, la compañía habrá alcanzando la neutralidad de gases de efecto invernadero.

No parece complicado, si nos fijamos en el gran trabajo que se ha hecho en este sentido en los últimos años, con inversiones millonarias (y las que están por llegar) que han permitido reducir dicha huella de carbono en un 40%, en comparación con la de hace diez años. Por el camino irá llegando la consecución de pequeños objetivos, como el ahorro de un 15% de agua dulce en 2025 con respecto a los datos de 2019, que es de un 75% si retrocedemos al año 2000. Se dice pronto, ¿verdad?

También se está siguiendo desde hace tiempo el modelo de ‘reducir, reutilizar y reciclar’, acabando poco a poco con los plásticos de un solo uso y siendo muy estrictos con sus planes globales. Estos importantes pasos encontrarán un punto de inflexión en 2035, momento en el que Ford se ha comprometido a que las emisiones absolutas de gases dañinos durante sus operaciones ya se hayan reducido un 76%.

La electrificación es el camino

La búsqueda de una eficiencia energética cada vez mayor y detectar que prácticamente la totalidad de las emisiones de la compañía se debe a los vehículos, a las operaciones que realizan y a los proveedores ha permitido a Ford sentar unas bases sólidas para la consecución de sus metas. Entre estas últimas, hay que destacar la promesa de que la contaminación de sus coches habrá bajado un 50% por cada kilómetro recorrido dentro de 14 años.

Por supuesto, aquí cobra todo el sentido la electrificación, una tecnología que ya se ofrece en la mayor parte de la gama, ya sea en forma de versiones MHEV, HEV, PHEV o EV. Todas, incorporadas en modelos de éxito como el Ford Kuga, el Ford Puma o el Ford Focus y hasta en vehículos de mayor tamaño y comerciales, como el Ford Tourneo Custom o el Ford Transit Custom.

Tampoco hay que olvidarse de la apuesta  100% eléctrica que ha aterrizado este mismo 2021 en España, el Ford Mustang Mach-E. Este SUV de corte deportivo dispone de toda la garra que se espera del apellido heredado, pero también de una increíble autonomía cifrada por encima de los 600 kilómetros.

No será el único vehículo puramente cero emisiones, sino que el futuro más próximo nos traerá la furgoneta eléctrica Ford E-Transit y muchas más sorpresas en forma de coches de todos los segmentos que sean respetuosos con el medio ambiente. Un presupuesto por encima de los 18.500 millones de euros hasta 2026 está haciendo y hará que todo esto sea una realidad en apenas unos pocos años.

La transformación y construcción de plantas de montaje dedicadas a vehículos eléctricos es más que inminente. Tanto es así, que Ford asegura que la totalidad de sus turismos serán ‘verdes’ en 2030 y que la gama de comerciales en Europa será 100% eléctrica o híbrida enchufable en apenas tres años.

Increíble pero cierto…

Top