Home > Acerca de Ford > Ford Blog > Ford protege tu coche contra los geles desinfectantes
Ford protege tu coche contra los geles desinfectantes

Julio 4, 2020

Ford protege tu coche contra los geles desinfectantes

La lucha para protegernos del coronavirus ha disparado la utilización de geles desinfectantes: nos los echamos continuamente en las manos, pero esto es algo que puede tener consecuencias negativas para el interior de nuestros coches. En Ford lo sabemos y hemos puesto remedio.

El coronavirus y la Covid-19 que provoca están siendo los grandes protagonistas del presente año. A raíz de ello, se han disparado las ventas y la correspondiente utilización de geles desinfectantes para las manos: solo en febrero, la comercialización de este producto se disparó en España un 700%. Todo esto tiene consecuencias en nuestros coches, cuyos interiores se pueden ver afectados por la composición de dichos geles y desgastarse de forma prematura.

Los ingenieros de Ford realizan diferentes pruebas con nuevos productos en los materiales que se emplean en los habitáculos de sus vehículos. Los resultados de los tests determinan si la constitución química de los revestimientos protectores ha de modificarse para asegurar su durabilidad. Estas pruebas también se aplican a los accesorios de almacenaje que se venden a través de nuestra División de Servicio al Cliente, como revestimientos del maletero o cubiertas plásticas interiores.

En el caso de los geles desinfectantes, existen algunos elementos de su composición ante los que hay que proteger los materiales del interior de un coche. También se debe tener cuidado a la hora de limpiar el habitáculo: el desinfectante doméstico puede ser un método efectivo, pero han de evitarse productos que contengan lejía o peróxido de hidrógeno, así como aquellos hechos a base de amoníaco.

"El desinfectante de manos es un elemento que hemos visto usar cada vez más desde hace algunos años, así que lleva mucho tiempo siendo parte de nuestras pruebas. Incluso el producto de apariencia más inofensiva puede resultar problemático al entrar en contacto con las superficies del vehículo, pero los mencionados desinfectantes, la crema solar o el repelente de insectos podrían ser particularmente dañinos", ha declarado Mark Montgomery, ingeniero superior de Materiales del Centro de Tecnología de Materiales para Ford Europa en el Centro Técnico de Dunton, Reino Unido.

Tanto en estas instalaciones como en Colonia, Alemania, se examinan los materiales a temperaturas que pueden alcanzar los 74ºC, una cifra que se registraría en el interior de un coche aparcado en la calle en una localidad playera en verano. También existen pruebas que simulan una exposición prolongada al sol, con muestras bombardeadas con luz ultravioleta hasta 1.152 horas (el equivalente a 48 días). Y todo ello sin olvidar lo que sucede cuando el extremo climatológico vira hacia el otro lado: también se prueba la resistencia de los plásticos a temperaturas de hasta -30°C, que es cuando se vuelven más frágiles. Para realizar este test, se hace rebotar repetidamente una pesada bola de goma sobre ellos para asegurarse de que el plástico no se agriete.

Top