Home > Acerca de Ford > Ford Blog > Cómo aumentar la autonomía de un coche eléctrico usando los colores
Cómo aumentar la autonomía de un coche eléctrico usando los colores

Enero 3, 2019

Cómo aumentar la autonomía de un coche eléctrico usando los colores

Si ves un tono rojo, tu cerebro te hará sentir más calor del que hace realmente. Si tus ojos se exponen al azul, pensarás que hace más frío. Sabiendo eso, Ford está explorando una forma de ahorrar esfuerzos al sistema de aire acondicionado, con el fin de aumentar la autonomía de los vehículos eléctricos.

Los colores “engañan” al cerebro para hacernos sentir más calor o frío del que hace en realidad. La elección de un tono puede influir, incluso, en nuestro estado de ánimo, respuestas o en el número de “Me gusta” en nuestras redes sociales. Así lo afirman los expertos; con estos datos, Ford quiere adaptar el color adecuado a las diferentes situaciones de conducción para ampliar el rendimiento de los coches eléctricos.

El nuevo minibús impulsado mediante baterías Transit Smart Energy Concept utiliza iluminación ambiental para que los pasajeros sientan más calidez (con luces rojas) o más frescor (con luces azules). Esto contribuye a aliviar el esfuerzo del sistema de aire acondicionado, por lo que la energía ahorrada se puede emplear para recorrer más kilómetros.

Usar el climatizador en un modelo de batería eléctrica puede reducir su alcance hasta en un 50%, según un estudio del Laboratorio Nacional de Energía Renovable de Estados Unidos. Si el vehículo, además, tiene una cabina grande (como el Transit), requerirá más potencia para mantener la temperatura interior y garantizar la comodidad de los pasajeros.

Ford examinó su nuevo concept de 10 plazas en la Weather Factory, el Centro de Pruebas Ambientales de la marca en Colonia (Alemania). Los viajeros fueron sometidos a dos simulaciones: un día de invierno a 0ºC y uno de verano a 30ºC. Después, se les pidió que calificaran su nivel de confort basándose en sensaciones de demasiado calor o demasiado frío. En ambos casos, la iluminación ambiental redujo el consumo de energía del sistema de climatización: un 3,3% para el aire acondicionado y un 2,5% para la calefacción.

Cómo reducir las pérdidas de calor en la Transit Smart Energy Concept

Entre sus innovaciones para optimizar el uso de la energía, podemos contar:
Seis paneles solares. Están en el techo y cargan una batería de 12 voltios para alimentar los asientos calefactados, la iluminación de la cabina y los dispositivos eléctricos de a bordo.
Un sistema de recuperación de calor. Aprovecha la temperatura residual de los componentes del motor, el aire exterior y el del interior de la cabina para ampliar la autonomía del vehículo en un 20%.
Ventanas de doble acristalamiento. Reducen las superficies de contacto frías y aíslan contra las pérdidas de calor.
Suelo y techo trasero aislados.
Puerta corredera eléctrica. Sólo se desliza hasta la mitad del hueco de apertura para disminuir, de nuevo, las fugas de calor. Calefacción, ventilación y aire acondicionado se apagan automáticamente cuando la puerta está abierta.
Un separador de policarbonato. Situado entre la puerta del pasajero y el área de asientos, minimiza las mermas de calor cuando los ocupantes entran y salen. También los protege de los elementos externos.
Paneles y asientos calefactados. Cada viajero controla la temperatura de su área.

Este proyecto de investigación forma parte del compromiso de Ford de ofrecer una opción electrificada para cada uno de sus modelos. De hecho, tendremos una Transit completamente eléctrica en Europa en 2021 y ya hay una versión híbrida enchufable: la Transit Custom Plug-In Hybrid.

Top